domingo, 16 de abril de 2017

El TONO DE VOZ: Atributo que diferencia voces femeninas y masculinas

El día 16 de abril, es el día mundial de la voz. Esta fecha,  propone hacer un alto en el camino, para repasar que tipos de cuidados efectivizamos con nuestra voz y a la vez, sugerir algunas propuestas, en especial en los centros educativos donde la voz es un instrumento por excelencia.

Fisiológicamente podemos definirla como un fenómeno sonoro constituido por un sonido complejo,  producido por la laringe, tras la vibración de las cuerdas vocales al paso del aire.
Así mismo, el sonido de la voz, es diferente en cada persona porque las cualidades de su producción dependen de la morfología de las estructuras  que intervienen (cartílagos, músculos, y tendones del aparato fonador, siendo las cualidades sonoras: el timbre, el tono, la intensidad y la duración. 
Ahora bien, a la hora de distinguir entre diferentes voces, es el tono quien determina si una voz es masculina o femenina,” ya que el tono resulta de las frecuencias de las vibraciones de las cuerdas vocales.  
Si estos músculos vibran con mayor frecuencia por segundos, la voz resultará aguda, mientras que sí su vibración es menor , la voz resultará ser grave. Las voces masculinas son graves, y las voces femeninas son agudas, esta afirmación tiene un sustento anatómico  ligado a la longitud, grosor y tensión de los pliegues vocales.
Las cuerdas vocales  masculinas son gruesas y largas, y  las femeninas son finas y cortas.  Merced, a esta diferencia las voces en canto se clasifican  en   voces femeninas: Soprano (es la voz más aguda), Mezzosoprano (es la voz intermedia entre la soprano y la contralto), Contralto (es la voz más grave o baja de la mujer). Voces masculinas: Tenor (es la voz más aguda del varón), Barítono (corresponde a la voz intermedia entre el bajo y el tenor), Bajo( es la voz más grave o profunda del canto masculino).  La mezcla de voces en el canto regala un espectáculo único, que pone de manifiesto la necesidad de oír voces femeninas  y masculinas juntas.
Por otro lado, las voces graves,  junto con una buena articulación no necesitan ampliar la intensidad (una voz grave suele ser más intensa). De este modo, la voz se fuerza menos y se puede hablar durante más tiempo sin llegar al sobreesfuerzo. En cambio, una voz aguda se hace menos audible y la persona,  se ve obligada a aumentar la intensidad  generando un mayor esfuerzo.
El esfuerzo vocal genera disfonías. Para personas que trabajan con la voz , es indispensable tomar ciertos consejos para el cuidado de la misma.  Entre ellos se mencionan, no fumar, tomar mucha agua antes y después de usar la voz en forma prolongada, evitar hablar cuando el ruido de fondo es intenso, y practicar una correcta  técnica vocal.
Por último, mencionaré que, la voz por su condición  comunicativa, es un medio que también expresa  sentimientos: en un mismo timbre de voz podemos “detectar” cambios en el estado de ánimo, que condicionan las relaciones sociales.
Es, entonces este día una ocasión invalorable para jerarquizar el rol que desempeña nuestra voz como transmisora de conceptos, ideas y emociones, siendo un vehículo imprescindible en el intercambio social.
Equipo Fonoaudiológico
ESCUADRON SANIDAD L.A.M.