viernes, 23 de mayo de 2014

Hoy celebramos el DÍA DEL SOLDADO AERONÁUTICO



Ha pasado a la historia de la aviación por dos hechos destacables, el soldado Pablo Teodoro Fels, de nacionalidad uruguaya, nacido en el año 1891.

El primero  fue, que siendo un  conscripto de 20 años, destinado a la Escuela de Aviación Militar de El Palomar,  conquistó hace un siglo el récord mundial de vuelo sobre el agua  con su avión Bleriot XI-Gnome.

El otro hecho a destacar, es que realizó dicha hazaña sin conocimientos geográficos de su destino ni cartografía, en un vuelo que finalizó en el campo militar de artillería de Uruguay, en el predio que ocupa el actual Aeropuerto Internacional de Carrasco.

El soldado Fels, comunicó sólo a unos pocos amigos la intención de sobrevolar el Río de la Plata con la certeza de que en ningún caso lograría autorización para emprender la peligrosa travesía.
Tras el vuelo, recibió innumerables felicitaciones, aun de sus jefes de guarnición, pero también 30 días de arresto por retirarse de la unidad militar hacia el exterior sin autorización.
No obstante, el entonces presidente Roque Sáenz Peña dejó sin efecto la sanción y Fels fue ascendido a cabo.

En la Argentina el Servicio Militar Obligatorio fue instituido en el año 1901 por el entonces ministro de Guerra Pablo Richieri, mediante el Estatuto Militar Orgánico de 1901 (Ley Nº 4.301), durante la segunda y última presidencia de Julio A.Roca.
La edad de los reclutas y el tiempo de su permanencia en el servicio varió con el tiempo. En sus comienzos, se reclutaba a ciudadanos de entre 20 y 21 años, y su duración era de 18 a 24 meses. Posteriormente se reclutó  a hombres de 18 años por un sistema de cupo variable por sorteo que los distribuía entre las tres fuerzas armadas.
El 31 de agosto de 1994, se suspendió la ley del Servicio Militar Obligatorio y decretó un nuevo formato de Servicio Militar Voluntario, donde los candidatos se anotan y pueden permanecer hasta 10 años en servicio, percibiendo una remuneración.
A través del decreto presidencial 1647/06 quedó sin efecto el inciso b del artículo 8° de la Reglamentación del Servicio Militar Voluntario eliminando así,  el requisito que impedía que aquellas personas   que tuvieran hijos o  personas a   cargo acceder  al Servicio Militar Voluntario, circunstancia que  por razones culturales, económicas y sociales, tenía una mayor incidencia en el caso de las mujeres.(1)
Los más reconocidos tienen la posibilidad de hacer un pequeño curso para formar parte del cuadro de Suboficiales. Debe señalarse que el servicio militar obligatorio no ha sido abolido, pues la Constitución Nacional indica que todo individuo está obligado a armarse en defensa de la Patria. La Ley de servicio militar obligatorio sigue vigente; puede ser puesta en práctica en tiempos de guerra, crisis o emergencia nacional. Estas condiciones son definidas por las autoridades del Estado.[2]



(1) http://www.mindef.gov.ar/mindef_equidad_genero/index.html
[2] http://es.wikipedia.org/wiki/Servicio_militar#Argentina

La inscripción de las mujeres,  en la Fuerza Aérea Argentina, como soldados voluntarias asciende al 28%  según los datos brindados por el Ministerio de Defensa (2010). [3]
Los Soldados Voluntarios son los auxiliares directos de los Suboficiales en la instrucción y preparación del personal y en la utilización de los medios. En su servicio pueden desarrollar diversas especialidades tales como: seguridad y defensa,  enfermería, operador de comunicaciones, y operador de vehículos técnicos entre otras. Además de capacitarse técnicamente, en su formación se promueven e inculcan los preceptos Sanmartinianos y el amor y defensa de la Patria.





[3] Ministerio de Defensa (2010) Informe sobre la integración de la mujer en las Fuerzas Armadas.